21 de octubre de 2005

Para leer "El Conconcito", y para tomar "Kola Real"

Con este post voy a parecer un promotor de esta empresa a la cual no conozco ni mucho menos, pero mas que promocion gratis el objetivo es el siguiente:

Hace unos meses el Grupo San Miguel Del Caribe bajo el amparo de la ley 28-01 que crea una zona especial de Desarrollo Fronterizo, con una inversión de aproximadamente seis millones de dólares se instaló en mi provincia natal Santiago Rodríguez con una planta embotelladora; bajo la cual produce su marca lider Kola Real. Proyectando contar con ocho centros de distribución y generar unos 350 empleos directos y otros mil indirectos,esta empresa que pertenece al Grupo Ajegroup (nombre de Peru), es definida como una de las empresas emergentes más importantes del Perú teniendo inversiones en Venezuela, Ecuador, México, Costa Rica, Guatemala y Nicaragua.

Mi objetivo es llamar la atencion de mis lectores dominicanos
, pero especialmente a mis compueblanos para tratar de expresarle apoyo a los productos de esta empresa y a las demas que puedan instalarse en nuestro terruño. Consumiendo sus productos aseguramos, su permanencia y crecimiento, mas oportunidades de empleo para nuestra gente y por consiguiente mas poder adquisitivo y desarrollo en la provincia. (Vaya la promocion gratis, cuanto costara este post??).

UN POCO DE HISTORIA

La historia del Grupo Kola Real es bien conocida en el Perú. En la década de los ochenta, cuando el terrorismo se encontraba en su apogeo, la hacienda de don Eduardo Añaños, ubicada en un pueblo ayacuchano (San Miguel), sufrió un atentado subversivo, por lo que la familia tuvo que emigrar hacia Huamanga (capital de Ayacucho). «Los Añaños estudiaron el entorno y advirtieron que, debido a las acciones terroristas, los Ayacuchanos se habían quedado sin bebidas gaseosas. Los camiones de Coca-Cola y Pepsi Cola, provenientes de Lima, que subían por la Carretera Central, eran continuamente atacados por los senderistas o por delincuentes comunes que se hacían pasar por guerrilleros», señala Mario Vargas Llosa en su columna Piedra de oque, del 16 de noviembre pasado, que se publica en el diario español El País y otras 30 publicaciones en todo el mundo.

Hacia 1987, don Eduardo (el patriarca) y Jorge (el hijo mayor) deciden iniciar un nuevo negocio. Como Jorge se dedicaba a la distribución de cerveza, en Huamanga, conocía el manejo de ese tipo de empresa. Pero los dos Añaños decidieron ingresar no sólo a la distribución, sino también a la producción de una bebida gaseosa. «Se buscó apuntar hacia un segmento de la población que está siempre preocupado por generar algún ahorro. Por eso nuestro eslogan fue: la del precio justo», recuerda Carlos Añaños, actual gerente general de la compañía. Las operaciones en Ayacucho se iniciaron el 23 de junio de 1988, en un entorno -como ya se ha señalado-muy violento. «La primera planta fue financiada con un préstamo del Banco Industrial y con capital propio. Al producir en el mismo lugar de consumo, se tuvo una ventaja competitiva» enfatiza Carlos.

A inicios de los años noventa los otros hermanos se unieron a la empresa (Ángel, Arturo, Álvaro, Vicky y Carlos) y abrieron una planta en Huancayo. Esta planta producía las 24 horas del día, mientras los propios hermanos eran los vendedores de a pie en tiendas y bodegas. De esa época, Carlos recuerda la epidemia del cólera y la mala fama que algunos competidores pretendieron crearle a Kola Real, aduciendo que la gente podía ser contagiada si consumía la bebida. Luego la empresa llegó a Bagua (1993) y de allí avanzó hacia el norte del país (Chiclayo, Piura, Trujillo y Tumbes). En Motupe nació un gran almacén, mientras que en Sullana se creó la primera planta en la costa del país. Es en agosto de 1996 cuando la familia Añaños toma la decisión de incursionar en Lima (teniendo ya una buena base en el interior), lo que se cristaliza en abril de 1997, con el inicio de las operaciones en la gran capital. Esta acción se vio favorecida por la llegada del Fenómeno de El Niño, en el verano de 1998, pues la temporada de calor se prolongó notablemente y con ésta los altos niveles de ventas de las bebidas gaseosas, lo que permitió a Kola Real generar recursos y reinvertir. Hoy, esta empresa detenta el 20% del mercado gaseosero peruano y, como ya se ha dicho, ha extendido on éxito sus operaciones a Venezuela, Ecuador, México y ahora a Republica Dominicana (Santiago Rodriguez).

Por Bebocuriel

Publicar un comentario